Día 3 | Ayuno Despierta y Levántate Julio

Paz para la santidad

Observe que estos versículos unen la PAZ y la SANTIDAD. Primero dice que debemos procurar la paz con todo el mundo. Debemos anhelar y esforzarnos por estar en paz con todos los hermanos. Debemos apartarnos del mal y hacer el bien. Esto exige amor y misericordia. La regla de oro dice que hagamos a otros como nos gustaría que ellos hicieran con nosotros. La Palabra dice: “... porque con la medida con que medís, os será medido, y aun se os añadirá a vosotros los que oís" (Marcos 4:24). La segunda parte de Hebreos 12:14 dice: “... y la santidad sin la cual nadie verá al Señor”. Sin SANTIDAD nadie verá al Señor y esta también incluye tener una correcta relación con Dios y con los hombres.

"Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres." Romanos 12:18

La santidad de los miembros edifica la iglesia y la convierte en una congregación poderosa. No hay personas más poderosas en la tierra que la gente santa y llena de fe. La santidad nos permitirá ver a Dios obrando en nuestras vidas y entorno.

"Seguid la paz con todos, y la santidad sin la cual nadie vera al Señor." Hebreos 12:14
"Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela." Salmo 34:1

Punto de Acción

  • ¿He buscado la paz con Dios, tengo una correcta relación con Él?

  • ¿Estoy en paz con mis hermanos en la fe?

  • ¿Hay personas con las cuales debo ponerme en paz? ¿De qué manera y con quién debo sanar relaciones?

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo