Día 4 | Ayuno Despierta y Levántate Julio

Guardar toda Justicia

Cuando Jesús llegó a las aguas del Jordán para ser bautizado por Juan el Bautista, este no lo quería bautizar. “Yo necesito ser bautizado por ti...”, dijo Juan, pues pudo discernir la santidad de Aquel que estaba enfrente a él, pero Jesús le dijo: “Deja ahora, porque así CONVIENE QUE GUARDEMOS TODA JUSTICIA”. Es decir, conviene que guardemos aún aquello que creemos pequeño o insignificante en la Palabra.


¿Por qué Jesús tenía que bautizarse?

Él no había pecado. El bautismo de Juan era un bautismo de arrepentimiento.


¿De qué tenía Jesús que arrepentirse?

De nada. Lo hizo para darnos ejemplo. Para demostrar que aun ÉL, que era el Hijo de Dios, se sometía a la voluntad de Dios.

Dio ejemplo de humildad, mansedumbre, y obediencia. CONVIENE QUE GUARDEMOS TODA JUSTICIA. Obedezcamos la Palabra. Dios demanda que seamos hacedores de ella, no solo oidores (Santiago 1:22).

“Si son fieles en las cosas pequeñas, serán fieles en las grandes; pero si son deshonestos en las cosas pequeñas, no actuarán con honradez en las responsabilidades más grandes.” Lucas 16:10
"Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó." Mateo 3:13-15

Punto de Acción

  • ¿Estoy obedeciendo la Palabra de Dios?

  • ¿Estoy siendo hacedor(a) de la Palabra o solo oidor (a)?

  • ¿Estoy siendo fiel en todas las cosas a Dios, sean grandes o pequeñas?

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo