DÍA CINCO | JUEVES 14 DE ABRIL

Contexto bíblico: Jn 18:1-11, Mr 14:42


Resumen:

Terminada la cena de Pascua, Jesús y sus discípulos se dirigieron al monte de los Olivos. Era de noche y Jesús oraba cuando llegaron Judas y soldados para arrestarlo. Momentos antes, Él había hecho una oración a Dios Padre donde decía: “Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad”. Sin duda fue un momento muy difícil para Jesús, ya que conocía lo que iba a suceder con Él, y ahora tenía en frente a quien lo traicionaba y a soldados listos para arrestarlo. Solo nos queda imaginar lo que Jesús pudo haber sentido en ese momento, sabía que una vez que lo tomaran no habría vuelta atrás, y entonces Él se levantó y se ENTREGÓ.


Reflexión:

Jesús fue arrestado para que nosotros fuéramos liberados. Jesús decidió sacrificarse por amor. Este siempre será el mayor acto de amor que hayan podido hacer por nosotros.


Preguntas:

¿Has recibido por medio de Jesús la libertad que Él te concede a través de su sacrificio?




191 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo